Autores

¿Cómo dar una buena impresión en tu trabajo? 

evaluation-200x133-min.jpg

No hay una segunda oportunidad para dar una buena impresion. Es un momento único: para el empleado se trata de conocer su nueva empresa y las realidades del cargo que realizará; por otro lado, para la empresa es la consolidación del proceso de selección en el que se verán los resultados en el desempeño del empleado.


Es por esta razón, que como empleado es muy importante dar una buena impresión. De esta manera, empezarás de la mejor manera una nueva etapa de tu vida laboral. Aplica estos consejos para tener un primer día de trabajo increíble.


1.-¡Prepárate!
Desde el día anterior puedes dejar ciertas cosas listas para que tu primer día sea memorable. Pon la alarma para despertarte con el tiempo suficiente y planea tu ruta para llegar a tiempo a tu nueva oficina. Otra cosa que puedes hacer es alistar con tiempo la ropa que te vas a poner para no llevarte sorpresas y encontrar el atuendo que encaje perfecto con tu primer día. También prepara tu maleta con una libreta, algo de comer o lo que necesites para estar preparado. Todas estas pequeñas acciones harán que la puntualidad y el estilo cumplan su parte en la buena impresión.

2.-Presenta tu mejor versión
Deja fuera tus miedos y nervios: muestra tu versión más amable, tranquila y segura de sí misma. Es importante proyectar una imagen agradable a tus compañeros de trabajo y tus jefes. Recuerda que ellos harán parte de tu cotidianidad, así que es importante sonreír, mirar a los ojos cuando te hablan y responder amablemente a las preguntas que te hagan. Haz tu mejor esfuerzo para sentirte cómodo con este nuevo ambiente.

3.- Escucha, anota, repite.
Mucha información llegará a tí en tu primer día. Te empezarán a instruir de procesos, tareas y funciones de tu cargo. Por lo tanto, es importante que escuches con cuidado la información que recibes y que anotes en una libreta para que no olvides nada. Es el momento perfecto para hacer preguntas, dudas y comentarios, que puedes anotar para hacer al final. Si lo crees necesario para verificar que todo quede lo más claro posible, repite con tus palabras la información que tu jefe está instruyendo, así evitarás reprocesos en el futuro.

4.Presta atención.
No solo es fundamental que prestes atención a tu interlocutor y comprendas lo que te está diciendo, también es importante que pongas cuidado a todas las cosas a tu alrededor. Desde recordar el nombre de tus compañeros hasta saber dónde puedes dejar tus cosas o dónde se encuentran las diferentes dependencias de la compañía, son detalles que marcarán la diferencia a la hora de desenvolverte en un nuevo lugar.

5.-Demuestra de qué estás hecho.
Si te escogieron a ti sobre otro candidato es porque tienes habilidades y características necesarias para el puesto que desempeñarás. Por eso, desde el primer día demuestra de qué estás hecho y demuestra una actitud propositiva con elementos a mejorar, haz más de lo que te piden y realiza las preguntas necesarias para tener las respuestas perfectas. Haz que tu paso por tu nueva compañía cuente desde el primer día.