Autores

¿Cómo responder a preguntas capciosas en una entrevista de trabajo?

00181_RGB_DIGITAL big.jpg

Durante las entrevistas de trabajo las futuras empresas están buscando conocer al candidato de una manera profunda para darse una idea aproximada de cómo podrían encajar en su organización. Para lograr este objetivo, utilizan preguntas capciosas, íntimas o desafiantes que pueden resultan difíciles de responder. Sin embargo, acá te ofrecemos algunos tips para que estés preparado y respondas de la mejor manera en tu siguiente entrevista:

1. Organiza tus ideas
Usualmente las preguntas de las entrevistas buscan conocerte mejor, a nivel personal y sobre todo profesional. Por eso, antes de tener la entrevista organiza tu trayectoria laboral en un discurso organizado en el que tus motivaciones personales y tus proyecciones profesionales queden claras y sustentadas. Teniendo un discurso organizado también puedes responder a preguntas como: ¿por qué saliste de tu empleo anterior?, ¿qué buscas en un trabajo?, ¿por qué estudiaste esa carrera?, ¿cuál es tu trabajo ideal?, ¿de qué trabajo estás orgulloso?

2.Tómate un momento para responder.
No hay que responder lo primero que tienes en la mente apenas te preguntan algo. Es mejor tomarte un momento para responder tu pregunta, de esta manera responderás con claridad a la pregunta y de la manera más completa posible. A veces el afán puede hacerte pasar momentos incómodos y será complicado retractar tus comentarios una vez los digas.
Cuando te hagan este tipo de preguntas puedes mencionar la vez que perdiste un plazo, o no cumpliste un indicador clave de rendimiento. Cuando respondas a esta pregunta, establece la escena, pinta una imagen clara de dónde te equivocaste, qué aprendiste de ella y qué harías de manera diferente la próxima vez.

3.Responde con seguridad y confianza.
Hay preguntas que te pueden hacer sentir incómodo como ¿cuáles son tus debilidades?, ¿con qué tipo de personas tienes más conflictos?, ¿cómo te describirías en una sola palabra?, etc., en las que tu actitud también será importante a la hora de responder. Es de humanos tener debilidades, problemas y dificultades; sin embargo es destacable una persona que los convierte en oportunidades de mejora y que más allá de solo avergonzarse, se esfuerza por mejorar cada día.

4.Presenta de la mejor manera la verdad.
“Más rápido cae un mentiroso que un cojo” dice el dicho, por eso jamás es recomendable mentir en una entrevista por más incómoda que sea la verdad. Probablemente el entrevistador te hará preguntas como: ¿por qué te despidieron de tu trabajo anterior?, ¿has tenido memorandos o llamados de atención?, ¿por qué no acabaste tus estudios? Estas preguntas no buscan que quedes mal parado en la entrevista; sino que presentes la verdad de los hechos en una manera amable para tí y para tu empleador anterior.

5. Modula tus emociones
Parte del perfil que buscan las empresas es una persona templada en sus emociones. Esto no significa que sean insensibles y solo enfocados en el trabajo; sino que sepan controlarse en los diferentes estados emocionales que puedan experimentar. Recuerda que el exceso de emociones también es contraproducente por lo que mantener una actitud tranquila durante la entrevista será apropiado para sobrellevarla de la mejor manera.