Autores

Cinco formas de demostrar a tu entrevistador que realmente quieres el trabajo 

assessment-center-200x133-min.jpg

Cuando te preguntan por qué te mereces el empleo en una entrevista, usualmente muestras profesionalmente las partes relevantes como tu educación, experiencia, conocimiento y habilidades para demostrar lo bien que te ajustas al puesto. Sin embargo, tus capacidades no son lo único que muestras. Un entusiasmo sincero y una personalidad agradable también juegan un rol importante si el empleador te ofrecerá o no el empleo.
Si realmente quieres el trabajo, la pregunta es, ¿cómo mostrar al entrevistador esto? Te presentamos cinco prácticas infalibles para antes y durante la entrevista que te servirán de mucho al asistir a una.
1.- ¡Haz la tarea!
Antes de entrar en la sala de entrevistas, investiga. Con tanta información disponible en línea, esto resulta muy fácil, por lo que realmente no hay excusa. Toma un tiempo para revisar el sitio web de la empresa, buscar perfiles de LinkedIn de los empleados existentes y ver las redes sociales de la compañía.
Al hacer esto, estás demostrando al entrevistador que has hecho un esfuerzo real para hacer una investigación a fondo, y por lo tanto debes estar interesado en el cargo.

2.- La práctica hace al maestro:
También es súper importante que consideres algunas de las preguntas clave de la entrevista que sabes que puedan pedirte, y de esta manera, prepares unas posibles respuestas que te gustaría dar. ¿Cuáles son las preguntas más comunes de la entrevista para éste cargo y sector en particular? ¿Tienes una idea de cómo responderías a estas preguntas?
Practica tus respuestas en voz alta en casa de antemano y, si puedes, haz que alguien te escuche y te dé comentarios. Este tipo de preparación te asegurará que des respuestas concisas que llamarán la atención del entrevistador.

3.- Haz preguntas:
La entrevista en sí, es una gran oportunidad para aprender más sobre el cargo al que aplicas y tener una idea de la empresa. Considera siempre la posibilidad de preguntar si la posición es nueva. Si no, ¿cómo ha evolucionado? Esto te proporcionará una idea de la dirección del negocio.
Pregunta acerca de los funciones, objetivos y cada una de las tareas que significa llevar el puesto, las medidas de éxito y las herramientas que tendrá a su disposición para asegurarse de que superará las expectativas. Tener buenas preguntas listas le transmite al entrevistador que deseas el trabajo lo suficiente para pensar en el futuro y prepararte.

4.- No pases por alto la comunicación no verbal:
Una sonrisa, el contacto visual, un buen apretón de manos y el control de tus manos mientras hablas, contribuyen a transmitir tu entusiasmo para agregar valor a la empresa. Demostrar tu pasión, sin duda te dará una ventaja competitiva sobre los otros candidatos y te proporcionará la mejor oportunidad posible de comenzar a trabajar en el trabajo de tus sueños.

5.- El discurso final:
Una vez que el segmento de preguntas y respuestas ha terminado, piensa en dar unas palabras de uno o dos minutos, aclarando por qué estás tan interesado en este cargo específicamente. Es tu última oportunidad para crear una gran impresión, así que no olvides ser claro y muy preciso.