Autores

Errores más comunes en una hoja de vida 

hays_1913030.jpg

Esta claro que la Hoja de Vida es la carta de presentación más importante a la hora de ser evaluado por un empleador para una posible entrevista. Ésta es la que realmente nos da el chance real de lograr ser llamado a una entrevista en el trabajo soñado. Si bien, a la hora de la entrevista, pesa mucho más tu desempeño en esta, la verdad es que la llave para acceder a la primera entrevista, esta depositada netamente en la calidad de la hoja de vida.
A continuación te presentamos algunos recomendaciones para que evites malas prácticas a la hora de elaborar tu hoja de vida.


Existen muchos errores que hay que evitar a la hora de crear un currículum, pero éstos siete son algunos de los más importantes:


1. Descuidar el lenguaje:
La función de la hoja de vida es ser una carta de presentación de tu perfil profesional donde se destaquen tus cualidades y razones por las cuales eres el candidato ideal para ser llamado a entrevista. Este objetivo no debe verse obstruido con faltas de ortografía o de redacción. Procura utilizar términos claros y concisos que expliquen perfectamente la idea que quieres transmitir. También es imprescindible revisar varias veces la hoja de vida, corregir posibles faltas tipográficas, contradicciones o errores de sintaxis.

2. Información personal y redundante:
Hay determinados datos personales que no deben incluirse en la hoja de vida ni comentarse en el momento de la entrevista, como por ejemplo las inclinaciones políticas o religiosas. Los estudios de primaria o bachillerato, por ejemplo, son indiferentes si se posee un título universitario o post universitario.

3. Objetivos económicos:
Espera a la entrevista para tratar este tema.

4. Correo electrónico no profesional:
Es muy importante cuidar la imagen y para esto es importante tener en cuenta tanto tu imagen en el mundo real como en el virtual. Usualmente una dirección de correo electrónico que contiene tu apodo de infancia o el año de nacimiento, es percibida como poco profesional por parte de la mayoría de entrevistadores en las empresas. Si éste es tu caso, te sugerimos crear una cuenta de correo electrónico que contenga tu nombre y apellidos con el fin de proyectar una imagen más neutra y minimizar la posibilidad de que un descuido pueda cerrarte las puertas para tu trabajo ideal.

5. Mantener la misma hoja de vida para todas las ofertas:
Sabemos que hacer una buena hoja de vida es un trabajo dispendioso que requiere dedicación y paciencia. Sin embargo, enviar la misma hoja de vida para todas las ofertas puede limitar tus chances teniendo en cuenta que siempre te encontraras con ofertas que si bien pueden ajustarse a tu perfil, requieren de ciertas adecuaciones en el papel para hacer la compatibilidad aún más evidente. Procura evitar información irrelevante para el posible empleador cuando envíes tu hoja de vida. Así mismo, piensa en que cualidades, estudios o experiencias previas pueden ser más relevantes dependiendo de la empresa a la que vas a postularte.

6. El orden cronológico:
A tu empleador le interesa saber cuáles fueron tus últimos trabajos y el tiempo que duraste en ellos. Por esto, tu hoja de vida debe registrar los empleos del más reciente al más antiguo. Si no lo incluyes, el reclutador creerá que no eres constante o que la última vez que trabajaste fue hace mucho tiempo. No dejes espacio para las dudas y trata de proveer la información de la forma más clara posible.