Autores

Millenials: Especializarse es la mejor opción 

Buoni rapporti

Por Axel Dono

Country Manager

Hays Colombia

 

Hay una realidad que debe entenderse cada vez mejor: en países como Colombia el mercado laboral ha cambiado significativamente gracias a la apertura de nuevas industrias, el declive de organizaciones tradicionales y principalmente ante la necesidad de hallar talento especializado, factor que se ha convertido en la preocupación de algunas empresas, pues encontrarlo no es tarea fácil. En un mercado dinámico y con amplitud de posibilidades, identificar candidatos idóneos que cumplan con determinados  perfiles  se ha convertido  en una tarea de grandes esfuerzos.

 

Las nuevas generaciones deben entender estas nuevas dinámicas y pensar de manera diferente para posicionarse de manera estratégica. Los millenials, la generación que está entrando al mercado laboral, tienen un reto fundamental para acceder a aquellas compañías que son más atractivas y en las que pueden desarrollar una carrera satisfactoria en muchos aspectos. Este reto se llama especialización. No especialización entendida únicamente en el ámbito académico, sino en el desarrollo y fortalecimiento de habilidades específicas (hard skills) con el que definan un perfil diferenciador, que agregue valor a las empresas y que les permita acceder a esas posiciones que son más deseadas y mejor pagadas.

 

Desde un principio hay que pensar en la especialización desde todos los frentes. El primer paso es hacer una búsqueda que se enfoque en un sector específico, en el que las habilidades propias sean valiosas y puedan ser potenciadas. Como consultores especializados en búsqueda de perfiles, hemos visto que en el afán de ubicarse en una posición, muchas de las aplicaciones que recibimos no cumplen con los requisitos esperados para cumplir con las funciones descritas por el empleador. Gracias a un modelo único y a un equipo de consultores especializados en áreas de desempeño, es posible identificar realmente quién puede o no acceder a las posiciones disponibles. Este tipo de aplicaciones en donde no se cumplen las habilidades específicas no solo deja ver la premura sino el desconocimiento de los sectores o compañías. Darse tiempo investigando es fundamental para evitar perder y hacer perder tiempo, pues una aplicación al aire no tendrá ningún resultado positivo y seguramente el perfil no será tenido en cuenta en el futuro.

 

Ya sea desde la búsqueda o estando en una posición, hay que analizar de qué manera el desarrollo profesional actual puede verse reflejado en nuevas oportunidades y campos de acción. Los millenials deben pensar en su carrera como un gran campo de oportunidades y entender que acceder a ellas requiere algo en particular; mayor nivel de especialización. Cuando la habilidad escasea, ahí radica la oportunidad, pues con un proceso de formación o adquiriendo experiencia en la misma, se da la especialidad y se define la oportunidad, impactando positivamente el desarrollo personal y el desempeño de la empresa.

 

Hemos observado también que el mercado laboral exige cada vez más perfiles determinados  cuya disponibilidad es limitada. Las empresas que tienen un fuerte carácter internacional exigen una formación especializada para su funcionamiento. Uno de los casos específicos que hemos identificado es el de los contadores; existe la necesidad de que tengan conocimiento sobre reglas internacionales, el total domino de un segundo idioma y una trayectoria que podría llevarlos, como es tendencia en otras economías, a cargos elevados como CFO de una compañía. A eso hay que sumarle que no es lo mismo buscar un contador para una empresa de consumo masivo que para una compañía de salud o manufactura. Este es un pequeño pero claro ejemplo de dónde vemos la importancia de la especialización, la cual en sectores de la economía y áreas puntuales de las organizaciones es considerada como un valor deferencial.

 

El panorama para los millenials es claro. Más allá de la industria o del cargo, es fundamental que escojan una hoja de ruta que les permita fortalecerse y convertirse en candidatos atractivos para el mercado. Mantenerse en una posición generalista puede parecer cómodo, pero en el contexto actual es una apuesta muy poco estratégica. Esta nueva generación debe ajustarse a las nuevas realidades, ser honesta con lo que puede o no hacer y estar dispuesta a aprender algo nuevo, a especializarse, siempre con la mejor actitud.