Autores

Tres caracteristícas de un buen equipo de trabajo 

 capo 10 e lode 

“Si quieres ir rápido camina solo, si quieres llegar lejos ve acompañado.” Este famoso refrán africano es aplicable a la vida profesional. No importa el cargo ni la empresa, el trabajo en equipo es una habilidad altamente valorada para lograr objetivos en conjunto y complementar roles multidisciplinarios dentro de una compañía. Trabajar en equipo implica dejar de lado el trabajo individual y empezar a hacer parte de un sistema en el que cada rol es importante para lograr metas que se proponen.


Es importante tener en cuenta los siguientes puntos para tener un gran equipo de trabajo. 

1) Construir objetivos de forma conjunta: Desde diferentes cargos y funciones, los colaboradores pueden aportar acciones de valor a los objetivos, y lo harán de una manera más coordinada en cuanto se sientan parte de ellos. Pensar entre todos a dónde se quiere llegar y qué se debe hacer para lograrlo, hará que todo el equipo se sienta incluido y que diferentes perspectivas se tomen en cuenta para plantear una meta común, importante para todos.

2) Hacer seguimiento al objetivo: Es importante evitar la individualidad y fomentar una actitud de escucha, diálogo y apoyo. Por eso, tener espacios de retroalimentación la participación del equipo en los objetivos propuestos es muy importante, así cada persona tiene la oportunidad de aportar estrategias de mejora y acompañamiento.

3) Comunicarse adecuadamente: En la comunicación clara y concreta está la clave de un equipo exitoso. Trabajar en equipo significa recordar que los demás también te llevan a dónde tú quieres llegar. En este sentido, no hay que olvidar el respeto y la confianza para alcanzar un diálogo alineado a los objetivos y motivaciones tanto colectivas como individuales. Además, hay que hacer de la comunicación un hábito: constantemente informar, aportar, preguntar y sugerir va a hacer que día a día el equipo se fortalezca y mejore.