Autores

Un sencillo truco para ayudar a destacar tu curriculum 

preguntas_competencias_entrevista_trabajo_hays.jpg

Cuando te pones a actualizar tu currículum, ¿empiezas anotando unos cuantos puntos sobre las tareas y responsabilidades de tu trabajo actual extraídos, por ejemplo, de la descripción del puesto? Aunque parezca un buen punto de partida, este método pocas veces dará como resultado un currículum atractivo.

En tu currículum, y en cualquier conversación con un reclutador o durante una entrevista con un encargado de contrataciones, lo que verdaderamente cuenta son tus logros y resultados. Es decir, no queremos leer lo que piensas de ti mismo, sino pruebas de que hiciste las cosas bien en tus puestos anteriores.

Después de todo, cualquiera puede decir que es innovador, pero no todo el mundo puede decir que ha diseñado y puesto en marcha un nuevo sistema de reservas online que aumentó en un 15 % las ventas durante los primeros seis meses.


Usa verbos de acción: Una de las formas más simples y prácticas para asegurarte de añadir y cuantificar tus logros en el apartado dedicado a la experiencia laboral de tu currículum es emplear verbos de acción. Los verbos te obligan a incluir tus resultados y logros. Es un truco muy sencillo que garantiza que demuestres tus puntos fuertes, en lugar de limitarte a enumerarlos uno por uno.


Los verbos de acción en acción: Cuando vuelvas a actualizar tu currículum, trata de utilizar algunos de estos verbos para destacar al máximo tus éxitos. Por ejemplo, en lugar de poner que gestionaste un equipo, intenta emplear verbos como «dirigí», «orienté», «motivé», «contraté», «reuní». P. ej.: «Reuní y motivé a un equipo de cinco empleados de bajo rendimiento. Después de un año, nuestro nivel de servicio al cliente había aumentado en un 55 %».En lugar de decir que tienes unas excelentes habilidades comunicativas, usa verbos como «redacté», «publiqué», «edité» o «convencí».
En vez de poner que tienes unas buenas capacidades de organización, prueba con «facilité», «programé», «coordiné», «asigné» u «organicé».
Y en lugar de escribir que siempre conseguiste tus metas, emplea «alcancé», «superé» o «cumplí».

 

Aquí tienes algunos verbos de acción que te ayudarán a vitalizar tus logros en tu currículum: 

Para demostrar tu creatividad : construí, fabriqué, diseñé, implementé, innové, inicié, establecí.

Para demostrar tu eficiencia: fomenté, anticipé, rentabilicé, maximicé, impulsé, mejoré.

Para demostrar tus habilidades de liderazgo: dirigí, coordiné, ejecuté, gestioné, controlé, organicé.

Para demostrar las mejoras conseguidas: perfeccioné, remodelé, reforcé, actualicé, transformé.

Para demostrar tus habilidades de gestión: guié, fomenté, motivé, recluté, facilité, reuní.

Para demostrar tus resultados finales: reduje, disminuí, consolidé, ahorré, produje, incrementé.

Para demostrar el rendimiento en general: fui galardonado, superé, mejoré, sobrepasé, gané, se me concedió.


Recuerda que estos verbos son la mejor forma de ofrecer un ejemplo concreto de uno de tus éxitos. Son la prueba que hará que tu currículum destaque y demuestre que tienes potencial para triunfar en tu nuevo puesto.